Calle Guzmán el Bueno 18 bajo, 02002 Albacete
967 21 11 38
Cuaresma, gastronomía y curiosidades

La historia gastronómica en Cuaresma

Dentro de los cuarenta días que dura la Cuaresma, los cristianos tienen que seguir una serie de costumbres gastronómicas que, a lo largo de los años, han ido dejando un legado culinario muy tradicional. En España, la historia gastronómica de la Cuaresma es versátil, amplia y variada.

Pero para entender mejor el valor culinario de la Cuaresma, es importante conocer la tradición que marcó un antes y un después en la cocina. Tradicionalmente, las bulas papales eran unos documentos de la Iglesia que permitían, entre otras cosas, eximir al susodicho de los ayunos.

De entre todas las personas que lamentaban la muerte de Cristo en la cruz a base de observar la vigilia cada viernes y ayunar todos los días de Cuaresma, había quienes pagaban un indulto para evitarse algunas de estas normas cristianas, como el ayuno diario hasta el Jueves Santo.

 

Un recetario económico y tradicional 

La flexibilidad que fue ganando la sociedad cristiana con el paso de los años permitió que surgiera una nueva corriente gastronómica digna de mención. En muchas regiones de España, la cocina pudo llenarse de materias primas tales como los huevos, el pescado o la leche.

Aunque el dinero también reflejaba el estatus de los creyentes, las tradiciones culinarias fueron gestándose con productos que vendía un párroco a partir de los cincuenta céntimos. La idea era hacer un tipo de donación y no había un interés monetario que inspirara a lucrarse.

Esto significa que una de las características esenciales de la comida en Cuaresma siempre ha sido el escaso gasto económico. El potaje, los platos donde el pescado es protagonista, una variedad de dulces y guisos de toda clase han formado parte de la cultura culinaria cristiana.

 

Los primeros libros de recetas españoles

La variedad de platos que fueron elaborados durante siglos, siguiendo las normas estrictas de la Iglesia, culminó con la publicación de un montón de libros donde se veían las recetas más populares de cada región. Estas recetas eran bastante conocidas en las casas españolas.

A excepción de la carne, que era un producto típico de fiestas con poca libertad creativa, sí que se empleaban muchos tipos de pescado y mariscos diferentes. En este caso, el bacalao era la alternativa más deseada por todas las familias, ya que el pescado fresco era escaso y caro.

Las amas de casa de clase alta que ya sabían leer eran las que tenían libros de recetas para llenar la mesa de platos deliciosos en las fechas tan importantes de la Cuaresma. Junto a los guisos, los pescados y los lácteos encontrábamos salsas y aderezos versátiles y amplísimos.

También se usaban legumbres y verduras, que bien se podían cocinar solos o como parte de un guiso, fuera un potaje de vigilia a la madrileña o un potaje de lentejas a la Pizarro. En cuanto al pescado, era común cocinar sardinas de cubo que en Aragón se llamaban guardias civiles.

Comidas típicas durante la Cuaresma

Durante la época de Cuaresma, cada año se elaboran platos tradicionales que están basados en la austeridad y, en la mayoría de los casos, de carne. La humildad y sencillez con que se preparan estos platos hacen que cualquier amante de la comida se anime a cocinarlos.

 

Potaje

Hay una infinidad de potajes tradicionales que podemos preparar en todas las regiones de España cuando llega la Cuaresma. En la mayoría de estos potajes se utilizan ingredientes típicos de cultivo, como las zanahorias, el puerro, las judías, las lentejas o las patatas.

Uno de los potajes más famosos de España es el potaje a la madrileña, que es un tipo de guiso basado en la cocción de huevo, bacalao, espinaca y garbanzos. El potaje a la aragonesa se elabora con ingredientes como el nabo, la harina de maíz o la nuez moscada.

 

Torrija 

La torrija es un dulce muy tradicional que utiliza el pan como protagonista. Consiste en sumergir el pan duro de barra en leche, limón y canela. Cuando el pan está bien empapado, se reboza con huevo y se fríe en una sartén bien caliente. 

 

Bacalao de cuaresma

El bacalao de cuaresma es una de las recetas más tradicionales que se preparan durante los cuarenta días de ceremonia cristiana. Además, es muy fácil de hacer porque solo tenemos que centrarnos en la cocción y la calidad del alimento. Se usa bacalao, especias y vino blanco.

Si pensamos que el bacalao de cuaresma es insulso, no hay nada de qué preocuparse, porque en muchas regiones se prepara el bacalao con crema de all-i-oli y crujiente de puerro.

 

Huevos de Pascua 

Los huevos de Pascua son parte de la tradición gastronómica muy común durante la Cuaresma. Consiste en rellenar los huevos con un regalo sorpresa y, después, bañarlos en chocolate. Hoy en día se pueden encontrar huevos de pascua en cualquier pastelería.

De hecho, todas las pastelerías han explorado diferentes maneras de preparar los huevos de Pascua. Podemos descubrir verdaderas obras de arte llenas de color y formas variopintas para animar a todo comensal a probar los huevos, que vienen acompañados de sorpresas.

 

Buñuelos 

Los buñuelos se elaboran a partir de una masa dulce muy esponjosa y tierna que se puede rellenar de chocolate, crema pastelera y un montón de ingredientes diferentes. Si no queremos añadir ningún relleno, podemos agregar azúcar y servirlos en la mesa. 

 

Gañotes

Los gañotes son unos dulces típicos de la región andaluza, en especial de la Sierra de Cádiz. Allí es común preparar tiras enrolladas en una caña que, posteriormente, se elaboran con la ayuda de huevo, canela, azúcar, ralladura de limón, harina, aceite de oliva y ajonjolí.

Etiquetas

Contacto y reservas

Restaurante El Callejón

Calle Guzmán el Bueno 18 bajo,
02002 Albacete

967 21 11 38

restaurante@restauranteelcallejon.com

Visita virtual

Horario de cocina

Martes a domingo de 13:30 a 16:00

Miércoles a sábado de 21:00 a 23:30

Cerrado lunes.



 Aviso LegalNuestro equipoMultimediasPolítica CookiesPolítica Privacidad | Mapa web © Restaurante El Callejón 2019
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación. Esta página está optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.