Calle Guzmán el Bueno 18 bajo, 02002 Albacete
967 21 11 38
El porqué de la comida tradicional

Como sabemos, la comida tradicional se trata de un conjunto de materias primas y recetas nacionales que encontramos repartidas por distintas regiones del territorio español. Uno de los factores en común entre los platos tradicionales es su variedad de propiedades beneficiosas.

La gastronomía española tradicional se compone de cocinas que encontramos en distintas comunidades repartidas por todo el país. Algunos factores, como el clima, la historia, las formas de cocción y las costumbres, son influencias directas en la creación de las recetas típicas.

Cuando pensamos en la comida tradicional de España, tan única, humilde y diversa, no podemos olvidarnos de la cebolla, el aceite de oliva, el ajo y los pimientos, que forman la base de muchos platos. Curiosamente, el origen de estas combinaciones es romana y oriental.

Veamos qué ventajas tiene alimentarnos de la paella, el gazpacho andaluz, los callos o el cocido y por qué estos alimentos son tan ricos y diversos dentro de la gastronomía española.

1. Tiene un alto valor nutricional

No es un secreto que la dieta mediterránea, que es la fuente de origen de la cocina española tradicional, sea considerada una de las formas de alimentarse más nutritivas y saludables. Una de las razones de su valor nutricional está en la excepcional variedad de sus alimentos.

De hecho, nuestra comida nacional está compuesta de un conjunto de ingredientes cruciales para fortalecer el metabolismo, como las verduras, las legumbres y los pescados. ¿Sabías que la gastronomía española es una rama culinaria de Occidente que más usa legumbres?

Los garbanzos con bacalao, el cocido andaluz o la berza gitana son algunos de los platos tradicionales que están preparados con las legumbres como grandes protagonistas. Esta riqueza en nuestras comidas son parte de que España tenga una esperanza de vida alta.

Y lo mejor de todo es que la materia prima de la comida tradicional se cultiva en nuestras tierras, para emplear ingredientes naturales, nutritivos y de calidad. Si la comida precocinada contiene aditivos y conservantes, la comida tradicional se conforma de productos frescos.

2. Estimula la socialización

Es bien sabido que la comida tradicional suele ser la excusa perfecta para reunirnos entre amigos y familiares. El proceso culinario para elaborar nuestros platos nacionales es lento, consciente y relajado, lo que estimula en gran medida la conversación entre comensales.

Las famosas tapas, por ejemplo, son sinónimo de dinamismo social, festejos y vacaciones. Es por eso que la gastronomía española favorece el sentimiento de identidad colectiva y refuerza nuestro sentido de patrimonio cultural, creatividad, costumbres, rituales y relaciones sociales.

Y no solo eso, ¿quién no relaciona España con sus populares mercados? Desde finales del siglo XIX, la gastronomía tradicional se ha elaborado con productos nacionales que exhiben los tenderos en sus puestos, donde se estimula el intercambio cultural y las relaciones sociales.

Tanto es el valor de los mercados españoles que muchos edificios son importantes herencias patrimoniales, como el mercado madrileño de San Miguel o el mercado de Palencia. Estos lugares permiten que la población, los vecinos y los turistas se reúnan para comer y hablar.

3. Se compone de productos gourmet

Muchos de los ingredientes que resaltan en los platos tradicionales de las regiones españolas son tenidos en cuenta como productos de lujo en muchos otros territorios del mundo. El aceite de oliva, por ejemplo, es esencial en la cocina nacional y está al alcance de cualquier español.

Este producto es, además, una gran fuente nutritiva gracias a que contiene vitaminas A, D, E y K y consigue fortalecer nuestro sistema inmune. El vino nacional también es de calidad alta y los enólogos aprecian los viñedos españoles, que disponen de la mayor superficie del mundo.

Mención aparte merece el jamón ibérico, uno de los productos que más representan el sabor de la gastronomía española y que continúa siendo el aperitivo tradicional de nuestras casas. Aunque existen muchos tipos de jamones ibéricos, el de bellota solo se prepara en España.

Y en épocas navideñas, nuestras mesas se llenan de bandejas con mantecados, polvorones y turrones elaborados con almendra de máxima calidad. Alicante sigue siendo la productora por excelencia del turrón clásico, un producto que forma parte de nuestra gastronomía tradicional.

4. Favorece el interés del turismo internacional

Uno de los puntos a favor de las comidas tradicionales en España es que los productos nacionales se pueden disfrutar todos los días del año y en cualquier región. La fama de la calidad gastronómica en territorio español es tal que atrae el interés del turismo global.

Tanto es así que en 2013 el turismo, ávido de probar la comida nacional, aumentó en un 32% y sumó casi siete millones y medio de visitantes. Hoy en día, la comida tradicional de España es la segunda opción favorita de los turistas gracias a la diversidad de la cocina mediterránea.

Algunos de nuestros platos típicos, como las migas, ni siquiera tienen traducción en otros idiomas, lo que testifica la originalidad y virtud detrás de estas recetas. La expresión nacional de la gastronomía tradicional es razón por la que miles de turistas visitan España cada año.

5. Desarrolla el ingenio

Es cierto que la comida tradicional de España se caracteriza por sus recetas de cuchara y sus guisos contundentes, pero también es un tipo de gastronomía que contiene las claves para saber cómo darle el máximo uso a todos los ingredientes sin desperdiciar ninguno de ellos.

Uno de los factores principales de los alimentos nacionales típicos es que se evita tirar la comida y se intenta incorporar en otros platos tradicionales. Por ejemplo, el pan que sobra en la mesa se puede emplear para elaborar migas, y el jamón del cocido para cocinar croquetas.

Los ingredientes regionales de nuestro país se caracterizan por combinarse con facilidad, sin por ello dejar de explorar diferentes sabores y potenciando el valor nutricional que buscamos.

Por eso es que la cultura española nos enseña a desarrollar el ingenio y a aprovechar todos los ingredientes selectos de nuestras regiones, favoreciendo también nuestros talentos culinarios. Es tanta la riqueza de la dieta mediterránea que nos permite reinventarnos en cada plato.

Etiquetas

Contacto y reservas

Restaurante El Callejón

Calle Guzmán el Bueno 18 bajo,
02002 Albacete

967 21 11 38

restaurante@restauranteelcallejon.com

Visita virtual

Horario de cocina

Martes a domingo de 13:30 a 16:00

Miércoles a sábado de 21:00 a 23:30

Cerrado lunes.



 Aviso LegalNuestro equipoMultimediasPolítica CookiesPolítica Privacidad | Mapa web © Restaurante El Callejón 2019
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación. Esta página está optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.