Calle Guzmán el Bueno 18 bajo, 02002 Albacete
967 21 11 38
El origen del Jamón Serrano
Origen, jamón, serrano, España, actualidad

Cualquier país o región del mundo puede presumir de tener una gastronomía tradicional. Bueno, unos más que otros. Pero a grandes rasgos, cada lugar tiene sus particularidades gastronómicas.

España es un país con una riqueza gastronómica inmensa. De hecho, cada zona de la península tiene sus peculiaridades, de forma que la gastronomía de Galicia o Asturias poco tiene que ver con los platos tradicionales de Cádiz o Valencia, por ejemplo.

Sí que es cierto que, si hablamos de gastronomía española en general, algunos platos o productos han conseguido convertirse en emblemas nacionales. Delicias imprescindibles en toda comida ‘typical spanish’ tanto en territorio nacional como más allá de nuestras fronteras.

Y uno de ellos es, indiscutiblemente, el Jamón Serrano.

Todos nos hemos dejado seducir por las delicias de un buen jamón, pero… ¿Sabemos de dónde viene el jamón serrano?

Vamos a contaros brevemente la historia de uno de los buques insignia de la gastronomía española.

¿Cuándo se empezó a hacer jamón en España?

Para hablar de la historia del jamón debemos hablar de cuándo llega el cerdo a la Península y de los sistemas de conservación de alimentos.

Respecto a la conservación de alimentos, hay que tener en cuenta que no siempre existieron frigoríficos y sistemas tecnológicos como los que tenemos hoy en día. Muchos siglos atrás, el interés del ser humano por aprender y evolucionar, así como la necesidad de mantener los alimentos que cazaban de forma que no se estropeasen, hizo que se descubriesen diversos modos de conservar la carne.

Dos de esos métodos, los que nos interesan en este caso, fueron el secado y el salazón. El secado era una manera de conservar la carne poniéndola a secar al sol, y el salazón es un sistema de conservación en sal, un descubrimiento que se sigue utilizando hoy en día.

El jamón serrano viene, explicado de una manera simple, de mezclar estos dos sistemas de conservación.

Por otro lado, el cerdo llegó a la Península Ibérica en torno al año 1100 a.C. a través de los fenicios.

El jamón serrano durante la época romana.

El jamón Serrano no fue inventado durante la época romana, pero sí que fueron los romanos parte fundamental en su desarrollo.

Decimos que no lo inventaron los romanos porque existen evidencias de que los pueblos íberos que vivían en la península antes de su llegada ya comerciaban con embutidos y productos derivados del cerdo.

Pero sí que podemos decir que, durante la época romana, se mejoraron mucho las técnicas de salado y evolucionó el producto de manera exponencial. De hecho, el jamón se convirtió en un manjar para los romanos. No solo para los romanos habitantes de la Península Ibérica, ya que el jamón se convirtió en un producto de comercio por todo el Imperio Romano.

El jamón serrano durante Al-Andalus y la Reconquista.

Con la llegada de los musulmanes a la Península Ibérica, el consumo de jamón se vio afectado notablemente. Todos sabemos que el Islam no permite el consumo de alimentos provenientes del cerdo. De modo que, a medida que los musulmanes fueron ganando terreno, el consumo de cerdo fue desapareciendo.

Eso sí, en las zonas de la Península que no fueron conquistadas, siguió consumiéndose y, a medida que la Reconquista fue avanzando de nuevo por toda la península, empezaron a verse de nuevo jamones repartidos por toda la geografía española.

De hecho, cuando la Inquisición empezó a perseguir a los musulmanes y judíos no conversos, el jamón se convirtió en un emblema del cristianismo: la gente empezó a colgar patas de jamon de sus ventanas para demostrar que en esa casa vivían cristiano.

El posterior desarrollo del jamón serrano.

Ya en la Edad Media, el jamón fue pasando de generación en generación hasta nuestros días. Poco a poco fue formando parte, cada día más, de la gastronomía típica española.

Se suele decir que del cerdo se come ‘hasta los andares’. Es un dicho popular que significa que se aprovecha todo de este animal. Por eso la ganadería porcina tiene un peso tan importante en la historia de España.

De hecho, si te asomas a la literatura desde la Edad Media, son muchos los grandes autores que, en sus obras, mencionan al jamón como parte de la alimentación diaria de las gentes de España.

El jamón serrano en la actualidad.

A partir del siglo XIX, la industria del jamón comenzó a expandirse más si cabe por todo el territorio nacional, y en otros países empezaron a probar este manjar. Los avances tecnológicos a nivel de ganadería, producción y transporte fueron facilitando e incrementando las existencias de patas de jamón.

Fue sobre todo a partir de la década de los años 60 del pasado siglo cuando la industria del jamón dio un giro de 90 grados. Por un lado, se empieza a especializar la raza del cerdo ibérico, de forma que se mantengan siempre unos estándares de calidad. Por otro lado, se da un cambio a la forma de elaboración y de alimentación a través de piensos mucho más avanzados según las especificaciones de la raza.

Esto ayuda a que la crianza del cerdo ibérico se empiece a dar de manera extensiva, facilitando el crecimiento de la industria jamonera y la expansión internacional.

El jamón a nivel internacional.

Visto desde fuera, el jamón es, sin lugar a dudas, uno de los productos estrella de la gastronomía española. Ningún extranjero que venga a España se va sin probar un plato de jamón, y cada vez más la industria jamonera pone el foco en países extranjeros, donde es un producto muy valorado por el que la gente adinerada está dispuesta a pagar mucho dinero.

Sin duda, un producto absolutamente delicioso que nunca faltará en una comida tradicional española.

Porque, ¿existe algo mejor que compartir un poco de jamón y una copa de vino tinto?

Etiquetas

Contacto y reservas

Restaurante El Callejón

Calle Guzmán el Bueno 18 bajo,
02002 Albacete

967 21 11 38

restaurante@restauranteelcallejon.com

Visita virtual

Horario de cocina

Martes a domingo de 13:30 a 16:00

Miércoles a sábado de 21:00 a 23:30

Cerrado lunes.



 Aviso LegalNuestro equipoMultimediasPolítica CookiesPolítica Privacidad | Mapa web © Restaurante El Callejón 2019
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación. Esta página está optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0.

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.